Viernes 25 de Abril de 2014
Cargando clima..
En los frenos y el tren delantero están las fallas más detectadas
Lunes 14 de Enero de 2013
El ingeniero Rodolfo Carranza Vílchez, director del taller de revisión técnica de Comodoro Rivadavia, trabaja hace 15 años en el único centro de esas características que funciona en esta ciudad y comentó cuáles son las fallas más comunes que registran en los vehículos que llegan al lugar para obtener el certificado de la VTV.
“Normalmente lo más grave son las deficiencias de frenado, le siguen deficiencias de tren delantero; rótula, y extremo de dirección de las barras. Son por desgaste normal de uso, algo puede ocurrir por ahí, pero no es muy frecuente, algo que sea por falla de materiales. Pero normalmente todas las anomalías de los vehículos son por el uso normal. Pasa lo mismo con los vehículos livianos y los de carga”, comparó.
Durante el año pasado se controlaron 20.495 vehículos, de los cuales 3.545 fueron rechazados, la mayoría de ellos de gran porte.
Hay que recordar que la Ley Nacional de Tránsito 24.449, divide los vehículos por peso, y jurisdicción. Así en los datos que se aporta a la Secretaría de Transporte de la Nación, los vehículos se dividen en N1: pick ups; N2 – N3: vehículos del tipo Ford 4000; O: semirremolques y acoplados; pasajeros nacional; Vehículos de Transporte de Jurisdicción Local (VTJL); y particulares.
Siguiendo esta categorización, en 2012 se rechazaron 1.322 vehículos utilizados para transporte de carga con un peso máximo superior a los 3.500 kg, pero inferior a los 12.000 kg (N2 y N3), 303 VTJL, que pueden ser taxis o remises; y 608 particulares.
“Los rechazos están mes a mes en el orden de entre el 18 y 20 por ciento. Muchos regresan con las anomalías reparadas. En estos meses aumenta, pero en el resto del año es más normal, y las anomalías son comunes, acá o en otro lugar son las mismas, aunque pueden ser más acentuadas acá por los caminos de ripio, y por el mal estado de las calles urbanas, que es otra realidad”, admitió Carranza Vílchez, quien confirmó que al taller llegan vehículos con vidrios polarizados, cortes de espirales o cortes de caños de escape, a los cuales no se les aprueba la VTV, más allá de que sí se lo evalúa.
comentarios
ciudadano indignado!
14/01/13
Obvio que tenes novedades enormes en lo que es tren delantero y frenado....si como estan las calles en comodoro todo lo que es tren delantero y suspension en cualquier rodado, sufre como loco...y si sos una persona que cuida el vehiculo, vivis tocando el freno para no caer en los crater que hay por la ciudad...donde mas de uno ah dejado un amartiguador, un extremo de direccion, un pantografo, una llanta, una cubierta reventada...ahora yo me explico: para que carajo nos suben la patente este año, y nos rompen las bolas que la tengamos al dia??? (en teoria ese dinero que aporta cada dueño de un rodado es para mejoramiento vial, mantenimiento de calles, etc)....yo no veo que mejoren las calles, al contrario empeoran y tapan lso baches con tierra...la municipalidad piensa que los billetes crecen en los arboles...y encima te rompen las bolas con la VTV en un vehiculo nuevo que tiene 2 años fuera de la concesionaria....ahora, por que no paran a los cachirulos podridos, que andan dando vuelta que son rodados del año 80'??? claaaro...no le pueden sacar plata...esto es el mundo del reves!!!
Tu comentario:
Patagónico.net no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Patagónico.net ha creado un espacio en donde volcar ideas no teniendo que recurrir al registro de usuario para hacer más ágil el ingreso. Se requiere NO emitir agravios, injurias y discriminación de cualquier tipo amparadas por el anonimato. El espacio se debe sostener sobres bases que idealmente sean constructivas, sin agravios de raza, nacionalidad y condición. Patagónico.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina, como la ocultación de términos inapropiados, sin la modificación del sentido del contenido si el mismo tuviese valor para aportar a la discusión.