Jueves 24 de Abril de 2014
Cargando clima..
El deterioro de la “caja” de las empresas industriales enciende una luz de alerta sobre la marcha de la inversión
Domingo 16 de Septiembre de 2012
Como se mencionara en la nota anterior, la mayoría de las empresas locales vinculadas con la industria publicaron sus balances referidos al segundo trimestre del año. Como se hiciera referencia en esa oportunidad, la caja de las empresas industriales continúa erosionándose y hoy se observa el agotamiento pleno del “colchón” cambiario generado por la devaluación. 
El análisis, al igual que el anterior, se realizó en base a un panel fijo de 17 balances de empresas de primera línea que remiten sus libros contables a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y están vinculadas con la actividad industrial.
Dentro de este conjunto conviven una amplia gama de sectores, entre otras empresas del sector alimenticio, del cementero, del metalmecánico y siderúrgico.
Para tener un orden de magnitud de los datos sobre los que se está trabajando, el total de las ventas anuales para este conjunto de firmas ronda los $113,5 mil millones, esto es aproximadamente 6% del PIB.    
En un primer semestre del año signado por la desaceleración en el nivel de actividad económica, los ratios de rentabilidad y resultado operativo -en relación al monto facturado- se ubican en niveles mínimos tomando los resultados del primer semestre de cada año.
Como se resaltó en la nota anterior, los costos de venta que enfrentan estas firmas se incrementaron sustancialmente. En este sentido, sumaron $21.336 millones en el primer semestre del año, dato que compara con $18.276 millones que representaba el acumulado de seis primeros meses de 2011 (+17%).
Así, los costos de venta cuentan con un dinamismo superior al ritmo al cual se expanden las ventas, representando 79,1% del total facturado, siempre para este universo de empresas. Un nivel superior al 74% que representaban en igual período de 2006/7.
Como se mencionara también en aquella nota, este proceso de incremento de costos por encima de la evolución de la facturación erosionó la caja de las empresas industriales. Para medir el impacto de este fenómeno, se construyó otro ratio que compara el resultado operativo agregado de este conjunto de firmas con el total facturado. De esta forma, para el primer semestre de cada año, se tiene que mientras que entre 2004 y 2008 la caja de las empresas representaba en promedio el 16,4% de la facturación, este año representa apenas el 6,3%.
En el mismo sentido, y como corolario de este comportamiento (aumento de costos y erosión de caja), la rentabilidad de estas empresas también se vio afectada en el primer semestre de 2012. En términos de la facturación, la rentabilidad se desplomó a 3,1% durante los primeros seis meses del año. Este nivel de ventas es el más bajo de la serie desde 2004 y se aleja del significativo nivel de rentabilidad registrado en años anteriores -excluyendo a 2009, signado por la crisis financiera internacional, el promedio de rentabilidad entre 2004 y 2012 es de 12,2%-.    
Estos resultados en conjunto encienden una luz de alarma. Si bien todavía las empresas industriales muestran resultados positivos, los márgenes ya no son tan holgados, se han acotado. Y una de las principales variables de “ajuste” frente a estos fenómenos es la inversión, sobre todo en un contexto en el cual la caja (resultado operativo) de las firmas se convierte en la principal fuente de fondeo para financiar el capital de trabajo, debido a que el crédito bancario a empresas no cuenta con el nivel de profundidad que tenía en la década pasada.
Respecto de la inversión, tomando ahora datos acumulados anualmente, se observa un tenue deterioro durante la primera parte del año. En este sentido, el ratio de inversión -medida como el volumen de compras de bienes de uso- sobre las amortizaciones y depreciaciones, refleja un cambio de trayectoria este año y pasa de un pico de 1,78 en el tercer trimestre de 2011 a 1,61 durante el segundo trimestre del este año. Habrá que esperar los trimestres que siguen para saber si este cambio de trayectoria se corrige o si, contrariamente, se profundiza.
En este sentido, vale tener en cuenta la significativa correlación que existe entre el volumen de caja de las firmas (resultado operativo) y el nivel de inversión bruta (compra de bienes de uso).
Tu comentario:
Patagónico.net no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Patagónico.net ha creado un espacio en donde volcar ideas no teniendo que recurrir al registro de usuario para hacer más ágil el ingreso. Se requiere NO emitir agravios, injurias y discriminación de cualquier tipo amparadas por el anonimato. El espacio se debe sostener sobres bases que idealmente sean constructivas, sin agravios de raza, nacionalidad y condición. Patagónico.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina, como la ocultación de términos inapropiados, sin la modificación del sentido del contenido si el mismo tuviese valor para aportar a la discusión.