Jueves 17 de Abril de 2014
Cargando clima..
TERAPIA ORIENTAL
Acupuntura para el dolor
Viernes 3 de Febrero de 2012
Por: Lic. Kinesiólogo
Martín Errazú M. P.: 0156

Se define que la acupuntura es una terapéutica de origen oriental, ya que los chinos fundamentan que ellos son los inventores de la terapia, aunque los japoneses también se lo adjudican.  Se trata básicamente de la aplicación de agujas, en puntos determinados del cuerpo.
Acupuntura es un término que lo acunaron los jesuitas, los primeros que tomar registros cuando la observaron en oriente. Después, la fueron difundiendo hacia Europa. El nombre de la terapia es de origen chino y significa: agua y fuego, porque aparte de aplicar agujas, ellos utilizan un  una técnica que se llama moxa, en la cual se emplea una especie de cigarrillos que parecen abanos encendidos, se acerca de tal manera que generan una calor profundo, en los puntos de acupuntura.
El origen de la terapia fue empírico: por ejemplo, en los combates,  en guerrero que tenía un dolor en el hombro,  a causa de haber recibido en flechazo en la pantorrilla, se observaba que el dolor que tenía en el hombro, prácticamente dejaba sentirlo. Entonces, a través del tiempo se comenzaron a documentar esos puntos del cuerpo y comenzó a definirse que, en la punción de determinados lugares se provocaba alivios en otros.

REEQUILIBRAR
LA ENERGIA
Se comenzaron a desarrollar teorías, una de ellas: la teoría clásica, que tiene relación con la energía. Según la teoría del Tao, que refiere a todo lo bueno y lo malo, el Yang, representa al  hombre, es todo lo positivo,  la luz, etc. Y el Yin, representa a la mujer, es todo lo oscuro, lo negativo. Pero a su vez, ninguno  de los dos es bueno.
Las teorías orientales fundamentan que nuestro cuerpo es como especie de antena que, entre la energía del universo y de la tierra. La energía pasa por nuestro cuerpo, a través de canales que se llaman Meridanos, entonces ese flujo de energía tiene que ser constante y estar en equilibrio. Cuando se produce un bloqueo de ese flujo, surge la patología o la disfunción. Es así, como el individuo, intervenido adecuadamente mediante la punción de los puntos específicos de su cuerpo, genera un reequilibrio de esa energía.
Se podrán encontrar más de mil puntos específicos en nuestro cuerpo. Los caminos para llegar a estos lugares de punción, habrá que recorrer ciertos caminos: los meridianos, que también tienen nombres determinados y tienen relación con los órganos, por ejemplo: el meridiano de pulmón, de corazón, de riñón, etc.  Pero también, existen otros que no tienen relación con los órganos, como: el triple recalentador, que corresponde a funciones de nuestro cuerpo. Cada uno de esos meridianos recorre nuestro organismo y los puntos específicos de punción están en ellos.
Es importante destacar que los meridianos no se pueden demostrar anatómicamente, entonces, tiempo atrás, esta cuestión ponía en duda la efectividad de la acupuntura que ha dejado estarlo, gracias a diversos experimentos que se han realizado en los cuales se ha demostrado el efecto de la terapia.
Los puntos de la acupuntura en la personas pueden ser detectados en forma mecánica, con aparatos eléctricos o a batería, que van pasando por la piel y detectan la capacidad del paso de la corriente. Esto sí está demostrado científicamente y resulta más fácil estimular los puntos específicos.
 En el caso de la kinesiología, la utilizamos más que nada para el dolor ya que es muy efectiva y es la afección por la que más consulta la mayoría  de los pacientes.
Tu comentario:
Patagónico.net no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Patagónico.net ha creado un espacio en donde volcar ideas no teniendo que recurrir al registro de usuario para hacer más ágil el ingreso. Se requiere NO emitir agravios, injurias y discriminación de cualquier tipo amparadas por el anonimato. El espacio se debe sostener sobres bases que idealmente sean constructivas, sin agravios de raza, nacionalidad y condición. Patagónico.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina, como la ocultación de términos inapropiados, sin la modificación del sentido del contenido si el mismo tuviese valor para aportar a la discusión.